¿No lo oís?

Es el silencio que me rodea.
Me ha perseguido durante años hasta que por fín me ha dado alcance.
Lo intenté esquivar ocultándome en los bares, en el rodar de las calles, en el ajetreo del metro, en sábanas ajenas...en el ruido de mis pensamientos, pero siempre estuvo ahí, acechándome consciente de que algún día me quedaría solo. Y hoy ha llegado el día...o fue ayer? Quizá hace semanas...Ya no lo sé...

Sólo sé que estoy aqui sentado junto a la ventana viendo llover...y no oigo nada ni a nadie. Eso es lo que me queda, el silencio que me rodea...¿No lo oís?

No hay comentarios:

Publicar un comentario