Papá ¿Tú sueñas?


Papá ¿Tú sueñas?
Claro que sí hijo. Todos soñamos.
Yo no. Yo no quiero soñar. No me gusta.
¿De verdad? No puedo evitar pensar en que yo de pequeño tenía terrores nocturnos y deseo con todas mis fuerzas que Samuel no haya heredado eso de mi. Aunque hasta ahora, a pesar de sus cuatro añitos, no ha mostrado tener tendencia a recordar sus sueños ni sentirse intranquilo por ellos.
No me gusta soñar papá.
Pero si los sueños pueden ser muy divertidos. Puedes imaginar que estás en la playa, o jugando con tus amigos. Incluso puedes volar o hacer cosas fantásticas y vivir increíbles aventuras—. Intento animarle y hacerle ver el lado positivo de soñar por las noches.
No. Insiste poniendo cara triste.
¿Por qué no?
Porque sueño que te vas a trabajar y me dejas solo. Le tiembla el labio inferior y se le llenan los ojos de lágrimas. Y es entonces cuando se me rompe el alma.



4 comentarios:

  1. Ahh por dios, ya tocará que te quedes en casa y el te disfrute. Un fuerte abrazo Para tí y un beso para el niño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no me puedo quejar porque disfruto de él bastante a lo largo del día, pero es un niño que requiere mucha atención y siempre pide más. Besos a montones para ti.

      Eliminar
  2. Bello texto de un padre joven
    en conversaciones con la magia de su hijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mucha. Aunque me vuelva loco disfruto mucho cada momento con mi hijo

      Eliminar