¿Crees en las casualidades?


 Da igual cómo lo llames, casualidad, azar o destino. Pero hay veces que parece que ocurren las cosas porque tienen que ocurrir así, como si estuviera escrito.

 Esta mañana, camino del trabajo, iba pensando que ya está avanzando septiembre y tengo pendientes un par de firmas en librerías. Esos pensamientos los enlacé con el siguiente paso, que antes de que se agote la primera edición de Perigeo Azul debería tener a la nueva Emma Sagen preparada. Y encontrar a alguien que encaje con el papel no será tan fácil. 

 Justo en ese momento se cruza una chica para pasar delante de mi por los tornos de entrada al metro. ¿Y qué es lo que llevaba en la mano? Un libro de Richard Castle, el mismo que estoy leyendo yo ahora. Y si sois lectores habituales sabréis qué significa eso para mi. Quizá era era la señal para haberla detenido y ver si podía ser ella. Pero claro...¿Qué pensarías de alguien que te asalta por la calle ofreciéndote ser otra persona, algo así como la versión española de Richard Castle?

Quizá solo era la señal para empezar a mover mi búsqueda...¿Que no sabes de lo que hablo? Pincha aquí y sabrás de que va el tema.

Nathan Fillion interpretando a Richard Castle en una firma de libros

4 comentarios: