Un blog en barbecho


 Llevo muchos días, mas bien semanas, dándole vueltas a cómo escribir esta entrada. Y quizá sea debido a que ni yo mismo sé dónde me va a llevar todo esto. Pero bueno...lo que no quería es que se quedara el blog abandonado, así tal cual, durante, semanas, meses o quizá años. 
 El caso es que estoy cansado. Un poco cansado de todo. Y aunque siempre veo el vaso medio lleno hay momentos en los que es necesario pararse a mirar el camino desde fuera para ver realmente cómo están las cosas.
 Por esto mismo (y por otros motivos personales que no vienen a cuento) habréis visto que he borrado mi cuenta de Facebook y la de Twitter. Necesito tener alejado internet para darle con un palo. Yo me entiendo.
Mientras tanto este blog y se queda en barbecho. Necesita que la tierra descanse para cultivar. Y estoy seguro que dentro de no mucho (o por lo menos eso espero) tendré esas horas que tanta falta me hacen para sembrar y cultivar nuevas ideas y desarrollar otras tantas que se han quedado en el semillero. Pero ahora mismo creo que lo que más me conviene es hacer un alto en el camino.

 Así que no me voy a despedir, sólo me he detenido para sentarme a descansar, porque estoy tan cansado...


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario