Desaparecido en combate


 La verdad que no sé si ha sido realmente en combate o no, porque ando muy perdido últimamente. El caso es que no doy señales de vida por ningún sitio. Es como si no tuviera nada que decir, como si hubiese entrado en un estado catatónico y viera que todo se mueve a mi alrededor y yo no me pudiera mover. Incluso, en mis pocos momentos de lucidez de las últimas semanas, he tenido que tomarme el pulso varias veces para comprobar que seguía en el mundo de los vivos. Y es que con tanta horda de zombies y vampiros uno no sabe ya a qué colectivo pertenece.

 Vale. Estoy desaparecido porque tengo la mente y mi tiempo en otra parte. Bueno, están en un montón de sitios que hacen que tenga mucho que decir y hacer, pero no avance lo suficiente para que parezca que he dado un paso o haya hecho algo positivo. Hay cosas que se cocinan lentamente, lo malo es que tengas que meterlas luego en el congelador.
Siempre me he caracterizado por tener una paciencia infinita, pero todo se acaba y me empieza a invadir un desazón que ya no solo va por dentro si no se refleja por fuera. La verdad que me han dado ganas desaparecer y empezar de cero. A punto he estado varias veces. Pero creo que voy a aguantarme las ganas y esperar...siempre esperar...

Que más da ya un año que dos...
Y cuando vuelva, porque volveré, veremos que es lo que ocurre y lo que hago. Mientras tanto seguiré desaparecido un rato.


No hay comentarios:

Publicar un comentario