El océano al final del camino


 Ya conocéis todos mi debilidad por Neil Gaiman pero creo que es justificada ¿No? Y es que nos vuelve a atrapar en esta novela en otro de sus mundos mágicos. Nos transportar a nuestra niñez, tal y como hace con el protagonista de esta historia, y nos arropa en ese ambiente oscuro y tétrico, pero tan especial al mismo tiempo, que gustará tanto a mayores como a jóvenes. Cierto es que para mi no es su mejor obra (me ha parecido una mezcla entre Coraline y El libro del cementerio) pero es difícil mantener el listón tan alto como en novelas pasadas.

 Y ahora que digo esto os recuerdo que yo no hago críticas, simplemete os hablo y recomiendo libros que he leído y me han gustado. Porque ¿Para qué voy a perder el tiempo hablando de lo que no me ha gustado? Que yo no vengo aquí para hablar mal de nadie y menos de sus obras. Para gustos los colores. 
Esta novela la leí estas navidades, que me lo trajo mi Reina Maga particular, Y desde entonces llevo una temporadita que me estoy echando unos libros a la cara que...vamos, a cada cual peor. Leo más de lo os muestro aquí. Ojalá todo lo que leo me gustara y os lo pudiera recomentar. 

Bueno que me desvío del tema. El océano al final del camino es una nueva incursión en los sueños de este gran novelista que hace que se conviertan en los nuestros. Y ese es su gran don. Nos hace soñar mientras le leemos.

 Nº de páginas: 240 págs.
  
    Encuadernación: Tapa blanda
    Editoral: Roca Editorial de Libros
    ISBN: 9788499186573

  Sinopsis:

 Hace cuarenta años, cuando nuestro narrador contaba apenas siete, el hombre que alquilaba la habitación sobrante en la casa familiar se suicidó dentro del coche de su padre, un acontecimiento que provocó que antiguos poderes dormidos cobraran vida y que criaturas de más allá de este mundo se liberaran. El horror, la amenaza, se congregan a partir de entonces para destruir a la familia del protagonista. Su única defensa la constituirán las tres mujeres que viven en la granja desvencijada al final del camino. La más joven de ellas, Lettie, afirma que el estanque es, en realidad, un océano. La mayor dice que recuerda el Big Bang.

No hay comentarios:

Publicar un comentario