Maldita histamina


Siempre que llegan estas fechas mi rendimiento baja en todo hasta el mínimo. Y es que los antihistamínicos que me tomo para la alergia me dejan hecho un guiñapo. Estoy todo el día cansado, me arrastro de un sitio para otro, me cuesta concentrarme y no te digo ya pensar algo creativo...intento sentarme a escribir pero me quedo mirando la hoja en blanco reflejo de mis nulos pensamientos durante largos minutos para finalmente perder el tiempo. Un tiempo precioso.

 Todos los años digo lo mismo, cuando llegue la primavera desaparezco pero eso no puedo hacerlo (aunque debería). Y en lugar de eso me quedo aquí quejándome con los ojos colorados, la nariz como una fuente y la mente ya no en barbecho si no completamente baldía...

Como se nota que hoy los niveles de polen están muy altos y me he tomado una pastilla de las fuertes...

Ha sido una entrada de las más amenas y divertidas que he escrito. Lo siento


No hay comentarios:

Publicar un comentario