El libro del cementerio


 De todos es sabido (y si no os vais a enterar ahora) de mi predilección por Neil Gaiman. Desde que me lo descubrió un compañero de la facultad hace muchos años ya (no pienso decir cuantos). Su forma de ver el mundo, de contar las cosas, de envolverte en ese manto mágico de su creación te transportan de una manera que no te das cuenta de que viajas por su mente y la hace tuya. Es ese tipo de escritores que viven permanentemente en el filo, ese pequeño momento entre el sueño y la realidad.

Lo último suyo que he leído es El libro del cementerio, una novela que mezcla fantasía y una pizca suave de terror, diría yo que es una lectura para todas las edades. Y por lo que he visto existen distintas ediciones del libro tanto para público adulto y juvenil. Yo tengo esta, que es la ilustrada por David McKean colaborador habitual de Neil Gaiman. Sea como fuere es un libro que me ha encantado y pasa a ocupar un lugar privilegiado en mi estantería. Para mí leer cualquier cosa de este hombre siempre es un disfrute, así que si me queréis hacer un regalo y acertar...

Fecha de publicación: 5 de julio de 2010
Número de páginas: 240
Ilustraciones: David McKean
Traducción: Mónica Faerna

Sinopsis:
Guiado por su instinto, un bebé escapa de la cuna en medio de la noche y logra alcanzar el cementerio más cercano a su casa. El individuo que lo persigue, cuchillo en guante, acaba de asesinar a toda su familia y está decidido a terminar con él. Pero los espectros del camposanto protegen al pequeño y acaban acogiéndolo en sus tierras. Aunque esta vez se le ha escapado, el siniestro hombre Jack no descansará hasta cumplir su misión... E n su nuevo hogar, con sus nuevos fantasmales padres, el bebé será rebautizado con el apelativo odiseico de Nadie Owens. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario