E-readers y E-books

 Yo siempre he sido contrario a utilizar anglicismos cuando tenemos bonitas palabras en castellano para lo mismo. Y es que las influencias del inglés sobre todo en el lenguaje laboral son tremendas...casi diría que es intrusismo.
 Bueno que me desvío del tema, que yo quería hablar de los ereaders y ebook, es decir de los visores de libros electrónicos y los propios libros electrónicos. Sí, en este caso hay que hacer de tripas corazón. De ahí mi divagación del principio.

 El caso es que a mí me encantan los libros en papel, como toda la vida. Poder acariciar sus tapas, disfrutar de su tacto y olor, y pasar las páginas sin darme cuenta de que lo hago para llegar a a su fin y cerrarlo apretándolo con cariño en mis manos si he disfrutado de su lectura. Y yo soy de los que leen en el autobús, en el metro y llevan de paseo sus ejemplares en la mochila o en la mano. De los que miran en el vagón o en la parada qué leen los demás por si alguno me llama la atención.

 Con los ereaders (y los ebooks) no puedo hacer nada de eso. Pero sí, sus ventajas tienen. Puedes llevarte el último tochazo de Stephen King de la manera más ligera y cómoda, puedes pasar las página con una sola mano y con la otra sujetarte a la barra del metro, se deja de usar papel y es más ecológico...
 Yo aún no me he sumado a esta tecnología y si lo hago no dejaré de usar los libros de toda la vida. Pero sí que me gusta por deformación profesional estar al día de los avances en ereaders.

 No sé si sabréis que estos aparatos utilizan lo que se llama tinta electrónica (e-ink) no cansa la vista, no hay reflejos, etc...Lo malo que ya empiezan a sacar sucedáneos que nos hacen creer que son lo mismo pero son pantallas lcd que no dan ninguna de estas ventajas. Y cada vez se ven más en el metro...y me parece un engaño absoluto. Cierto es que los ereaders son en blanco y negro (que hay que decir que ya existen en color, sí tinta electrónica en color, pero cuestan un ojo de la cara)  y estos lcd´s son a todo color y hacen tantas cosas. Pero señores las cosas para lo que son.

 La tecnología está ahí pero claro, hay que "engañar" un poco al público y deshacerse de todo el mercado en blanco y negro y "colar" esos falsos ereaders lcd en color y más baratos que están sacando todas las compañías. Incluso las más prestigiosas del ereader.

 A mí me gustaría sumarme a esta tecnología cuando los precios de estos dispositivos sean un poco más acordes y lógicos a la realidad y a sus costes. Cuando la tinta electrónica sea en color y pueda si me apetece disfrutar de un buen cómic o un tochazo de más de mil páginas si me apetece. Pero está visto que eso queda aún muy lejos.

 Así que no sé si me acabaré vencido y comprando un ereader en blanco y negro con una pantalla de un tamaño decente al precio más asequible y por lo menos ir leyéndome esos tochazos que tengo pendientes. 

Es el río que nos lleva.

Pony-ereader

No hay comentarios:

Publicar un comentario