Creencias


 No puedo creer en ninguna religión porque todas se reducen a lo mismo. No puedo creer porque si el universo es infinito no tendría cabida un dios creador, y si el universo es finito no hay dios que valga porque habría miles de universos.

 Quiero creer en el destino.

 Un destino no como poder sobrenatural, si no uno para el que estamos hechos y cumpliría el objeto de nuestras vidas.  Y quizá el destino nos hace pasar por momentos clave en nuestras vidas. Pero somos nosotros mismos con nuestro libre albedrío los que tomamos esas pequeñas decisiones buenas o malas que nos hacen desviar por caminos que quizá no debieramos seguir o con suerte escoger la senda correcta.

Para llegar al destino hay que creer antes en uno mismo.

Quiero creer en el destino.



8 comentarios:

  1. Yo no tengo linea de destino en mis manos, asi que.....

    ResponderEliminar
  2. Me gusta lo del libre albedrío. Be yourself.

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  3. Posiblemente sea como dices, y esté confusa...
    Siempre es buena una segunda opinión, para no sentirse omnipotente.

    Gracias por tu aportación, me mirare eso

    ;)))

    ResponderEliminar
  4. Aún así, cuando descubres las incompetencias del pasado, ayudan a ver tu crecimiento cuando has conseguido ser competente.

    ResponderEliminar
  5. Sí señor. Cree en ti y lo demás ya vendrá. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. en realidad, da lo mismo en lo que creas, lo cierto es que nacemos, vivimos y morimos y listo. Está en cada uno creer o no en el más allá, en un dios, en un universo finito o no, en el destino... cada uno tiene que encontrar aquello que le ayude a ser más feliz. lo demás son patrañas. Hay tantas religiones porque no a todos nos ayudan las mismas cosas.

    ResponderEliminar
  7. ¿Y no te hace creer en las casualidades? Eso del destino me da una mala espina...:)
    Besazos (see you in Benitown)

    ResponderEliminar
  8. El destino me convirtío en mono... ¡Saludos!

    ResponderEliminar