Te necesito a ti

No sé si hago bien escribiéndote esto, pero es lo que creo que tengo que hacer. No quiero seguir con esto, no busques por qués, solo entiéndelo.

Creo la amistad tiene un fin, y a ese fin se llega cuando ésta es conquistada por un sentimiento más poderoso e inevitable. Por eso hoy antes que mañana tengo ganas de escribirte algo, escribirte mis sentimientos.

Desde que te conocí, mis días se han pasado entre lágrimas y risas, entre ganas de comerme el mundo cuando me miras con esa sonrisa de niño inocente, y ganas de que me tragara la tierra cuando me clavas tus ojos y me sacas los colores. Quiero escribirte mis sentimientos y a la vez evitar sentirlos, la distancia que hoy nos separa es corta, con relación a años anteriores cuando aún no te conocía, y sin embargo la siento más grande que mil viajes de ida y vuelta a la luna, qué se yo por qué. Solo sé que cada vez que miro al cielo pienso en eso, cada vez que llueve recuerdo ese instante, esa incierta imagen de dos amantes a y ese potente
latido en mi corazón que vivirá en mi recuerdo eternamente, el abrazo que me robaste aquella noche húmeda y fría, me ha hecho pensar de otra manera, quizá me haya hecho pensar con el corazón, y no con la razón.
Apreciado amigo mío, otra vez tengo ganas de llorar, pero es que me ahogo en mi propio vaso de agua. Siento que te vas, y no quiero que te vayas.
Cuando te conocí, nunca pensé que escuchar tu voz seria parte de los pequeños placeres que dan sentido a esta vida, esa voz que me hace reír, que me vacila, y me hace llorar en soledad.


¡Yo que sé! Necesito esas palabras, tu sonrisa, tu toque celestial.

Te necesito a ti.

Asmae

No hay comentarios:

Publicar un comentario