Mi agenda y yo

Bueno, bueno...Así que estamos en Enero ya...y del 2009, qué cosas. Son las 9:07. Hace bastante frío y tengo la nariz helada. Estoy en mi cuartucho en la oficina con el radiador que me traje de casa encendido desde que llegué a las 7:30 y me parece a mí que no voy a tener mucho trabajo que digamos. Es lo que tiene trabajar para funcionarios, hoy es día 5, mañana es 6 y es fiesta claro (qué agudo soy leches)

En todo el edificio no hay más que cuatro gatos que no están dando ni palo al agua y seguro que se irán pronto para hacer las ultimas compras. Por lo cual el efecto mariposa me alcanza y yo estoy igual, sin hacer nada (siempre que digo esto me empieza a caer trabajo por todas partes y al final no paro, pero voy a tocar madera y a seguir escribiendo esta entrada que no se ni lo que es ni de que va) si ellos no trabajan yo tampoco.

La verdad que las cosas ocurren cuando menos te lo esperas y de la forma más sorprendente, lo digo porque he comenzado el año con un cambio significativo y que sinceramente no creí que fuese a suceder. No digo más que lo gafo, pero estoy muy contento. Así que cambiando de tema pero indirectamente asociado a ello el miércoles retomaré las actividades que he dejado en pausa con las fiestas y pienso ir cumpliendo la "agenda" de este año como es debido, porque con un poco de esfuerzo y poco a poco si
consigo esos pequeños objetivos creo que habré avanzado mucho en varios frentes. Son las 9:28
.
Ahora mismo me gustaría estar trabajando en la radio, tener aquí un micrófono y empezar a hablar por hablar, (creo que veo demasiado Fraiser jeje) como estoy haciendo aquí al escribir, seguro que empezaba a
contar cosas sin darme ni cuenta, haría pausas musicales y pondría canciones de los 80, y comenzaría así, como este día con una buena sonrisa :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario