Un mal día o más

Tengo ganas de vomitar. Y no estoy borracho...ojalá lo estuviera.

El vino se ha estropeado. Lo mimé, hice todo lo que me dijeron sobre cómo conservar un vino, un buen vino, un vino especial...un vino para dos. No tenía fecha concreta para consumirlo, pero esperaba hacerlo algún día. Ya no podremos compartirlo...Esta mañana miré la botella...y el vino se ha estropeado. Como todo a mi alrededor.

Hace calor en la casa pero está tan fría...tan llena de silencio que ni el sonido de la tele apaga ese vacío ensordecedor. Ya no hay nada ni nadie, ni pasión ni ilusiones.

Sé que no dormiré, tengo los ojos como platos. No escarmiento. Doy asco. Tengo ganas de vomitar. Voy a vomitar.

9 comentarios:

  1. Vomitar y vaciarse. Expulsar aquello que no se digiere.
    Y amanecer renovados y con ganas de seguir. Hay tanto bueno por "ingerir" en el día a día. Esto de la vida es una búsqueda constante de momentos felices, y quien se para, no encuentra.
    Animo y p'alante.

    ResponderEliminar
  2. ... ¿mejor?
    Cuando un vino se estropea así, sin previo aviso... igual no era tan bueno, ¿no?

    ResponderEliminar
  3. Ey! no se vale estar así y menos decirse eso a uno mismo. Si no has hecho nada malo, menos te lo hagas a tí. Que seguro que hay gente que quiere compartir ese vinito contigo, solo que a veces no estamos al tanto de ellos. Hala, te regalo una sonrisa, besos!

    ResponderEliminar
  4. Vomitar, vomitar... Sí... seguiré tu consejo! :-)

    ResponderEliminar
  5. Ains! Voy a hacer como que no te he leido, paso de tus malos rollos :P Pienso interpretar esta entrada de la forma más superficial y me quedo con que tienes una bodega estupenda y un monton de amigos con copas para compartir buenos ratos!

    (véase Olivia y el resto de adictos al buen vino que se dejan ver por tu blog;))


    Superbesote y ánimoooooooo Don montañitasRusas :P

    ResponderEliminar
  6. Oye? que se me ha olvidado incluirme en los adictos al buen vino, eh? ;)

    ResponderEliminar