Sirviendo al servidor

Parece que las cosas ocurren porque están dispuestas de una manera ordenada en el azar de la vida. En cuanto me incorporé al trabajo, el mismo día (no sé si sabeis que trabajo como informático...no me gusta
decir "soy" informático, no se por qué...) uno de los servidores críticos falleció. Qué casualidad que el responsable de dicha máquina soy yo...
Pues resulta que a ese servidor se conectan 6 hospitales de Madrid. Ejem. Imaginaros las movidas que he tenido estas semanas... La cantidad de presión que he tenido encima, mis jefes, los usuarios, el cliente... Y encima trabajar sobre un sistema que está mas caducado que una mirinda...y que lo mío no es el unix...pues ya tiene mérito.
El tema es que el estrés que he acumulado se ha visto recompensando ayer, cuando por fín conseguí montar un nuevo servidor y tenerlo a última hora de la tarde a pleno rendimiento. Me llena de satisfacción y de orgullo (¿Dónde he oido yo eso? jeje)
El caso es que si no lo dejaba funcionando me quedaba sin vacaciones, que precisamente empezaban hoy; me he cogido 15 días para currar un poco en casa, arreglos de esos necesarios que los haces o los haces...
menos mal que mi padre es un manitas, me echa una mano y me ahorro un dineral que no tengo ;-P
Así que bueno, me alegra de haber dejado todo en perfecto estado y poder "irme" de vacaciones con la mente tranquila. Lo bien que siente hacer un buen trabajo. Pero a ver que narices le hacen en mi ausencia...
Pues nada, voy a currar en mi casita y a descansar al mismo tiempo, y a asomarme por aquí todo lo que pueda que lo tengo muy abandonaoo

No hay comentarios:

Publicar un comentario