Llueve sobre mi

Me encanta sentarme a escribir cuando llueve. Con toda la casa en silencio y el repicotear de la lluvia en mis oidos. El stabilo 0.7 en mi mano y una hoja en blanco sobre la mesa. No sé como lo hago pero siempre la tengo llena de papelotes y eso que intento ordenarla, pero el Caballero se ha esparcido en un montón de hojas con notas sobre los personajes, que si la geografía (incluso he dibujado un mapa) y luego la historia en sí...

La verdad que estoy un poco atascado y parece que no avanzo mucho ultimamente. Así que me he sentado aquí y me estoy dejando llevar. En estos momentos me suelo poner algo melancólico y empiezo a hacerme
preguntas sobre mi vida, lo que era, lo que es y lo que esperaba.

 Y acabo con esas preguntas de ¿Soy Feliz? ¿Lo he sido alguna vez? ¿Quiero ser feliz? Sé que suena un poco extraño así de sopetón pero
tiene su explicación. Todas las preguntas se encadenan, empiezas con esa mirada atrás en tuvida unos 10 años y recuerdas lo que eran tus sueños, tus objetivos, tus esperanzas...y ves que todo se ha desvanecido en el transcurso de ese tiempo, en el que ha pasado y en el que me falta ahora... Lo peor de todo no es que los reviva en momentos como este, sino que aparecen en mis sueños para atormentarme.

Y no es que me queje de como se ha portado la vida conmigo y a donde he llegado, porque soy muy feliz en muchos sentidos, no me falta de nada y estoy rodeado de gente que me quiere y la que quiero. Pero aun
así siento un vacío, como si me faltara oir ese ´click´ que lo explica todo. Es como lo de Blackie Lawless, ¿No puedo ser feliz o no quiero serlo? Esto me recuerda que sus mejores canciones, las mejores canciones que he escuchado nunca, las escribió cuando más jodido estaba.

Acabo de darme cuenta de lo que acabo de escribir.

Y de lo que no he escrito por ese tiempo...ni por este...

Ha dejado de llover ahí fuera.

Pero ahora llueve aquí dentro, sobre mí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario